Brasil: Pese amar a su hija Mujer cuenta que se arrepintió de ser madre

«Soy una madre arrepentida. Transformé mi angustia en un movimiento de apoyo a las mujeres como yo: a las que no les gusta la maternidad». Esta es la postura de la actriz y escritora, Karla Tenorio (38 años) quien tiene una hija de 10 años, pero se considera una «madre arrepentida».

Su argumento generó debate en Brasil, pero admitió que «pretendo liberar la voz de las madres que no son felices como tales, que sufren y sienten culpa por lo mismo».

Su visión de la maternidad la basó aseverando que «te conviertes en un cuidador excesivo. Llevé, por ejemplo, un cuaderno en el que anotaba cuántos minutos amamantaba a mi hija de cada pecho. Dejé de hacer muchas cosas, dejé de aceptar trabajos para ser una excelente madre, por la culpa. Los síntomas del arrepentimiento materno son la frustración, la sensación de que la vida se acaba».

Sobre el mismo punto en declaraciones a diario Clarín, agregó «tardé diez años en salir del armario, en asumirme como una madre arrepentida, porque parecía que era la única, pero no es así».

Tras aclarar que su embarazo fue planificado y que ama a su hija, aseveró que «critico la idea clásica y romántica de la maternidad».

Siguiendo con el tema, Karla sostuvo que «la maternidad implica todo un cuidado con la higiene, la formación de un ciudadano, además del dinero para pagar todos los gastos de un niño. Es una bola extremadamente asfixiante estructurada por la sociedad. La maternidad es una empresa de alto riesgo».

Además, confesó que «detesto ser madre desde que la cabeza de mi hija salió en el parto», ya que su presión por ser una madre ejemplar la convirtió en una “cuidadora excesiva” de su hija, sin haber querido realmente asumir ese rol.

Pensó en guardar su pensamiento, pero en 2017, luego de juntarse con un grupo de mujeres a conversar, se dio cuenta que no estaba sola y que podía odiar la maternidad como concepto, pero aún así amar muchísimo a su hija, Flor Inae, a quien describió como «una persona increíble, obediente, buena gente y de valores».

Ante el panorama, Karla creó un perfil de Instagram llamado «Madre Arrepentida» (maearrependida, en portugués) para poder así representar y acompañar a las mujeres que viven con esta dificultad.

«No sólo quiero decir que soy una madre arrepentida, quiero ofrecer mi dolor para hablar de algo profundo, que afecta a muchas personas. En nuestra sociedad, somos hijos y nietos de muchas madres arrepentidas», sostuvo sobre su movimiento.

«Es importante advertir a las mujeres que aún no han tenido hijos, y a las que están pensando en tenerlos, sobre lo que realmente es la maternidad. Es necesario acabar con el lado romántico de la maternidad, que es muy perjudicial para todos nosotros, que provoca tristeza, depresión y muerte», sentenció.

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

A %d blogueros les gusta esto: