Tras inyectarles aire en las arterias Enfermero es culpable de matar a cuatro pacientes

Cuatro personas fallecieron en extrañas condiciones tras haberse sometido a cirugías cardíacas en Estados Unidos. El culpable fue nada más ni nada menos que William George Davis, un enfermero de la localidad de Hallsville, en Texas.

Y es que el hombre de 37 años le inyectó aire en las arterias a las víctimas que se habían atendido en el Hospital Christus Trinity Mother Frances entre 2017 y 2018, consigna Univisión.

Los fiscales afirmaron ante la Corte que John Lafferty, Ronald ClarkChristopher Greenway y Joseph Kalina fueron afectados por problemas neurológicos que no tenían explicación, los que finalmente provocaron su muerte.

Por su parte, el doctor William Yarbrough, neumólogo y profesor de medicina interna, detalló ante el jurado cómo la inyección de aire en el sistema circulatorio puede provocar graves lesiones cerebrales.

Al ver imágenes de escáneres cerebrales, el especialista pudo comprobar que efectivamente había aire en el sistema arterial del cerebro de los fallecidos y que nunca antes había observado algo así.

En paralelo, el doctor descartó problemas de presión arterial u otra causa de muerte adicional y dejó en claro que esto ocurrió después de las cirugías, puesto que las complicaciones comenzaron a presentarse cuando los pacientes estaban en su etapa de recuperación.

El abogado defensor, Philip Hayes, afirmó ante el jurado que el recinto hospitalario no pasaba por un buen momento y que Davis era una especie de chivo expiatorio que fue acusado porque estaba allí cuando se produjeron los decesos.

Pese a estas declaraciones, el jurado del condado de Smith entregó su veredicto el martes recién pasado y declaró culpable de asesinato al enfermero, quien arriesga pena de muerte.

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

A %d blogueros les gusta esto: