Rusia: Joven conductor tomó una ruta equivocada en google maps y murió congelado

Seguramente muchos se apoyan en aplicaciones como Google Maps para no extraviarse mientras conducen o para llegar de un lugar a otro. Existen posibilidades de equivocarse de camino, pero lo que le pasó a un joven ruso sobrepasó todos los límites.

Sergey Ustinov, un adolescente de 18 años, falleció congelado en medio de los -50°C que había en la reconocida Carretera de los Huesos en Rusia.

La aplicación le señaló que tomara un atajo, el cual resultó ser un camino abandonado y que está situado en la región considerada más fría del mundo, según reportaron los informes forenses.

Sergey estaba acompañado por su amigo Vladislav Istomin, también de 18 años. Mientras la víctima conducía, el radiador del vehículo resultó dañado por un tronco y se vieron en la obligación de acortar la ruta.

n 4

Ante ello, acudieron a Google Maps, la cual exhibió un camino que los llevaría en pocos minutos a su destino. Sin embargo, lo que ellos no sabían es que dicha carretera está abandonada desde la década de los ’70, de acuerdo a la investigación policial.

The Sun.- La ruta adecuada era la roja, pero Google Maps les mostró un atajo que correspondía a una carretera en desuso.

Los jóvenes continuaron su viaje, hasta que se quedaron atascados. Hicieron una fogata y quemaron algunos neumáticos para tratar de mantener el calor, al mismo tiempo que intentaban comunicarse con sus familiares. 

No obstante, aquello no fue suficiente. Sergey murió congelado, mientras que Vladislav fue encontrado con vida, pero con hipotermia aguda y con sus brazos y piernas comprometidas a raíz del frío.

La funcionaria del Comité de Investigación, Nadezhda Dvoretskaya, entregó mayores detalles sobre cómo fueron los últimos momentos de vida de Sergey.

c

«Ambos jóvenes trataron de mantenerse calientes y quemaron un neumático, pero aparentemente no pudieron hacer un gran fuego al no poder quitar el resto de los neumáticos», declaró.

Por su parte, los vecinos de Yakutsk, la ciudad más fría del mundo, se mostraron sorprendidos al ver que los adolescentes no estaban equipados adecuadamente para las extremas temperaturas bajas.

«Eran chicos de la ciudad, por eso usaban zapatillas«, aseguró un residente. «Ahora hace mucho frío aquí, todavía no -60°C, pero por la noche y por la mañana llega a -57°C», agregó.

De hecho, los conductores acostumbran a ir acompañados por otro automóvil, en caso de sufrir algún percance bajo el extremo frío.

A %d blogueros les gusta esto: