Reino Unido: después de 14 años dos hermanos regresaron con su familia biologica tras abandonar a sus padres adoptivos

Una pareja sin hijos de Reino Unido había decidido adoptar y se enamoraron de un par de hermanitos, a quienes cuidaron dentro de un programa de postulantes para adoptar.

Cuando el par de niños tenían dos y tres años, fueron entregados a Ed y Claire, quienes se convirtieron formalmente en sus padres. Ambos iban a la escuela, conocieron a nuevos amigos, se integraron a la familia de forma natural.

Sin embargo, cuando el mayor de ellos cumplió 16 años, comenzó a cambiar la dinámica familiar. “La familia biológica de nuestros hijos los puso en nuestra contra”, asegura Ed a la BBC.

Claire dijo a un programa Today de BBC Radio 4 que su hijo mayor tenía algunos problemas de conducta, pero recibía toda la ayuda de su parte. “Iba a una escuela especializada con apoyo. Estaba teniendo muy buenas intervenciones terapéuticas y parecía estar participando bien. Y por primera vez en muchos años sentimos que había un futuro planeado para él”.

Sobre el hijo menor expresó: «Estaba en la educación general, tenía un grupo de amigos y, a todos los efectos, parecía ser un chico feliz que estaba trabajando bien en la escuela», recordó.

El chico más grande se inquietó por saber más sobre su familia biológica. Para Ed y Claire este no era un tema tabú, pero intentaban manejar la situación con asesoría y ofrecer a sus hijos el derecho a saber totalmente de su familia biológica cuando tuvieran 18 años.

Sin embargo, a los 16 años, el hermano mayor buscó por su cuenta datos de sus padres biológicos por redes sociales con la poca información que tenía y los encontró. Luego ubicó direcciones, conversó con ellos, conoció a otros familiares y comenzó a acercarse a esa familia.

Durante este proceso involucró a su hermano. A medida que se acercaban a su familia biológica comenzaban a rebelarse contra sus padres adoptivos.

La crisis estalló a finales del año pasado, cuando los adolescentes decidieron pasar mucho tiempo en casa de su otra familia hasta el punto de pasar la noche con ellos. Lo peor de todo es que dejaron de estudiar, el mayor comenzó a fumar y a vender drogas y ambos llevan tres meses que no han regresado con sus criadores.

Para nosotros ha sido devastador tener nuestra familia rota. Pero la gran tragedia, el gran costo humano, es de ellos porque acaban de ser manipulados…”, se lamentó Ed.

Para Claire, luego de levantar a una familia e intentar llenar vacíos emocionales en estos dos hermanos, se encuentra con que estos adolescentes ya no los consideran sus padres y no quieren vivir más con ellos. El mayor de los hermanos «se desvió por completo del rumbo y comenzó a seguir una trayectoria de vida completamente diferente».

La pareja explicó que cuando el chico hizo los primeros contactos, del otro lado de la línea la familia biológica fue muy insistente, los llamaban y crearon una relación que los atrajo, pero que los puso en contra de su familia formal.

“Regresaba con cosas como vapeadores, ropa, le estaban dando dinero. Y a pesar de todo esto… no se hizo nada para protegerlo”, lamentaron.

La pareja dijo que buscó ayuda en los servicios sociales para que pusieran algunas condiciones de acercamiento entre los menores de edad y la familia biológica, pero como respuesta les dijeron que no brindan esos servicios.

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

A %d blogueros les gusta esto: