Ivana Trump, primera esposa del expresidente estadounidense Donald Trump fallecio a los 73 años

Ivana Trump, primera esposa del expresidente de Estados Unidos, Donald Trump, y madre de tres de sus hijos, falleció a los 73 años este jueves 14 de julio, según informó la familia en un comunicado.

«Nuestra madre era una mujer increíble: una fuerza en los negocios, una atleta de clase mundial, una belleza radiante y una madre y amiga cariñosa», dice el comunicado

El multimillonario republicano también informó del fallecimiento de la exmodelo y esquiadora de ascendencia checa, con quien se casó en 1977 y se divorció 15 años después, en 1992.

El expresidente escribió en su red social, Truth Social: «Estoy muy triste al anunciar a todos los que la amaban, que eran muchos, que Ivana Trump murió en su residencia en Nueva York»

«Su orgullo y su dicha venían de sus tres hijos: Donald Jr., Ivanka y Eric», aseguró el magnate.

Ivana Trump nació en Checoslovaquia en 1949, durante la época soviética, como Ivana Marie Zelnícková. En 1975 se mudó a Canadá, donde inició una carrera como modelo que la llevó a Nueva York, lugar en que conoció a Donald Trump. 

Como esquiadora representó a su país en competencias internacionales. Su primer matrimonio fue con el instructor de esquí austriaco Alfred Winklmayr. Tras su divorcio con el multimillonario, se casó en otras dos ocasiones; con el empresario Riccardo Mazzucchelli y después con el actor Rossano Rubicondi.

Fue vicepresidenta de diseño de interiores de la Organización Trump y administró una de las propiedades más preciadas del expresidente, el Hotel Plaza, mientras criaba a sus tres hijos.

Después de Ivana, Donald Trump se casó con la actriz Marla Maples, con quien tuvo una hija, Tiffany. Y en 2005, contrajo matrimonio con Melania Trump, madre de Barron, de 16 años.

En octubre de 2017, algunos meses después de que Trump llegara a la Casa Blanca, Ivana Trump publicó el libro «Raising Trump» (Criar a los Trump), donde relataba haber enseñado a sus hijos «el valor del dinero, a no mentir, ni a engañar, ni a robar, y el respeto a los demás».

En ese mismo libro, la exmodelo explicó que su relación con Trump había mejorado desde su separación y que hablaba con él una vez a la semana.

A %d blogueros les gusta esto: