Alrededor de 150 muertos en Guatemala tras el paso del ciclón Eta

Unas 150 personas murieron o están desaparecidas en una aldea indígena del norte de Guatemala tras un deslave provocado por el devastador paso del ciclón Eta por Centroamérica, informó este viernes el gobierno de ese país.

Un deslizamiento de tierra sepultó cerca de 150 viviendas de la aldea Quejá, en el municipio norteño de San Cristóbal Verapaz, y se teme que gran parte de sus ocupantes murieron, dijo el presidente, Alejandro Giammattei.

Calculamos que entre fallecidos y desaparecidos las cifras no oficiales nos arrojan más o menos 150 muertos”, indicó el mandatario en rueda de prensa.

Una brigada del Ejército llegó este viernes a la aldea Quejá para las tareas de búsqueda de los damnificados y llevar ayuda a los sobrevivientes. 

Giammattei detalló que no fue hasta ayer en la tarde que “miembros de la quinta brigada del Ejército que arribaron a Quejá y tuvieron que hacer el recorrido por la montaña, a pie, para poder llegar”, dada las condiciones del clima en el país centroamericano, donde continúa la lluvia al norte y este del país.

Además, en las aldeas aledañas Chapenal y Saquixim hay en suma 120 personas evacuadas y un centenar de viviendas inundadas, además de “mucha gente que aún no quiere salir de casa”, como indicó el presidente.

5TY3Z4THMGNJG4WOPWBW34CBKM
Hombres cruzan un deslizamiento de tierra que bloquea una carretera tras el paso de la tormenta Eta, en Purulha, Guatemala (Reuters)

Según el mandatario, hay unas 2.500 personas que han perdido todas sus pertenencias en el sector de las tres aldeas cercanas a San Cristóbal Verapaz “y aún continúan los derrumbes”.

Los muertos de Guatemala se suman a una veintena registrados en los demás países del istmo por el paso de Eta, que el martes arremetió con furia contra el Caribe Norte de Nicaragua como huracán categoría 4.

La región continuó sufriendo este viernes los efectos del temporal, con lluvias y neblina en algunas zonas, mientras las autoridades evalúan la devastación que dejó el ciclón desde Guatemala hasta Panamá, antes de dirigirse nuevamente al Caribe.

El ciclón salió del norte de Honduras la tarde del jueves convertido en depresión tropical y volvió al Caribe, donde podría fortalecerse nuevamente a tormenta tropical mientras avanza hacia Cuba, según proyecciones del Centro Nacional de Huracanes (NHC) de Estados Unidos.

Autoridades cubanas comenzaron a prepararse para contener el impacto del ciclón, que alcanzará la isla el próximo domingo.

En total, la depresión tropical Eta ha afectado a 75.000 personas en Guatemala según las cifras que ofreció el mandatario este mediodía en su comparecencia ante los medios de comunicación.

Por su parte, el ministro de Agricultura, Ganadería y Alimentación, José Ángel López, indicó que Eta afectó las cosechas de al menos 6.000 familias y calculó que hay alrededor de 3.100 hectáreas de plantaciones dañadas.

En Panamá los daños se concentraron en la provincia de Chiriquí, fronteriza con Costa Rica, donde ocho personas murieron, según el último reporte del ministro de SeguridadJuan Pino. Además, hay 68 personas desaparecidas y cientos de incomunicados en todo el país.

JQTP6AH6CF3RH3OL2JR6464PXY
Mujeres caminan en un área afectada por un deslizamiento de lodo luego del paso de la tormenta Eta, en Purulha, Baja Verapaz, Guatemala (Reuters)

El gobierno teme un mayor número de víctimas y daños porque no se ha podido acceder a zonas de difícil acceso. “Apenas estamos empezando con esta labor titánica”, señaló Pino.

En Chiriquí, la tormenta causó los mayores estragos, con destrucción de viviendas, carreteras, puentes y cultivos.

En Costa Rica murieron dos personas por un desprendimiento de tierra que sepultó su casa este jueves en el cantón de Coto Brus, fronterizo con Panamá, mientras 20 carreteras sufrieron cortes, según la Comisión Nacional de Emergencias (CNE).

Alrededor de 1.400 personas fueron trasladadas a albergues, especialmente en el sur y el litoral Pacífico, donde las lluvias que dejó Eta provocaron crecidas de ríos que inundaron grandes extensiones de Costa Rica.

El Salvador registró, por su parte, un pescador muerto este jueves, mientras unas 1.700 personas permanecen albergadas por riesgo de inundaciones, según la protección civil.

El cambio climático produce un aumento de temperatura en las capas superficiales de los océanos, lo cual genera huracanes y tormentas más poderosos y con mayor cantidad de agua, constituyendo una amenaza más peligrosa para las comunidades costeras, según estudios del Grupo Intergubernamental de Expertos sobre el Cambio Climático (IPCC).

(Información de Infobae).

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

A %d blogueros les gusta esto: